El despacho, actuando en calidad de acusación particular consigue una condena de prisión e inhabilitación para el ejercicio de la patria potestad por un delito de sustracción de menores. La condenada, tras su divorcio, incumplió reiteradamente el régimen de visitas que nuestro cliente tenía con su hija hasta llegar a ocultarla durante años para impedir